La Pamela, breve historia del hacer

La Pamela

Si algún sombrero tiene el ala más ancha, ese es la Pamela. Un sombrero atípico para el día a día que solo se utiliza para ocasiones especiales.

En esa ocasión la Pamela es un sombrero que se utiliza exclusivamente de día y a ser posible con un traje de 2 piezas. El protocolo de etiqueta establece, que la Pamela no debe retirarse durante el acto. Aunque estamos en épocas de saltarse normas y tradiciones, hay quién se lo retira. Cada una es un mundo y la etiqueta no se ha establecido de un día para otro. Sigue muchos patrones de conducta y estéticos. Saltarse esa norma puede interpretarse como falta de respeto por el acto, por las personas o simplemente identiPamelaficarnos como una mujer sin conocimientos de sociedad.

 

Déjate ver

A no ser que te estén fotografiando para un reportaje de creatividad, “déjate las zapatillas de deporte para el gimnasio”.

Aunque toda norma tiene su contra ya que las Pamelas no solo sirven para actos sociales, si no que las más sencillas tienen su acogida en la playa o en la piscina. Su ala ancha realiza su función de aislarnos del sol, (véase a las mujeres japonesas cuando visitan países cálidos).

Por Pamela sencilla entendemos aquellas que no llevan demasiada decoración. Las Pamelas permiten un alto índice de creatividad entre las personas que las confeccionan. Cintas, lazos, tules, plumas y un largo etc. Existen pamelas espectaculares por su diseño sencillo o sofisticadas no aptas para cualquier mujer.

 

PAMELA

Nuestra firma

En El Rincón de Mamá tenemos la experiencia de ver a qué mujer le corresponde su Pamela. Fusionando la disposición física con su personalidad natural, estamos en la posición de ofrecer con garantías, la mejor Pamela. Así como los más apreciados consejos para su uso, colocación y por supuesto la conservación.

Si todavía no tienes una o quieres ver las últimas creaciones para este año, te mostramos un vídeo para que te hagas una idea. Y si tienes la oportunidad de visitarnos, vas a poder probártelas ante un espejo, para que veas que no eres tú la que cambias con una Pamela, si no que la Pamela simplemente te muestra; tal como eres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
28 ⁄ 14 =